Koyawe N°20 - Diciembre 2009


Entrar a contenidos de Koyawe Nº20
Descargar revista en formato PDF

Si tiene dificultad para bajar los contenidos de esta edición, favor escribir a revistakoyawe@hotmail.com y despacharemos archivo en formato PDF. Día del escritor: 28 de diciembre.

por Wilfredo Castro


Nadie tiene muy claro el por qué y a quién se le ocurrió tal fecha para celebrar el día del escritor. Lo primero en que uno piensa es en lo ingenuo, en lo inocentemente utópicos que son (somos) algunos literatos. Escribir en un país donde cada vez hay menos interesados en los libros. Donde lo que prima es la chambonería y el farandulismo que se pasea como el nuevo dios de las comunicaciones. Pero, ¡¡vuelve el burro al trigo!!… y aquí va una pincelada:

Como una forma de celebrar este día especial para quienes estamos inmersos en el "mundo" literario, he aquí una breve, pero brevísima reflexión:
Si se me pide una palabra para simbolizar lo que es un libro, yo digo: ¡puerta!
Si se me pide una segunda, digo: ¡puente!

Puerta y puente. La una para entrar o salir; la otra para unir.

Un libro es una puerta que uno abre para llevar su mente al lugar donde el autor quiera llevarnos. También donde nos dejemos llevar. Y las posibilidades de este franquear la puerta son ilimitadas. Nos puede llevar al infinito grandioso de la palabra y el pensamiento como también a los terrenos más míseros y carentes de contenido. Así, un libro se puede transformar en una puerta que se cierra de inmediato y se olvida, debido a lo poco atractivo e insustancial del texto, o es una maravilla por la cual se entra una y otra vez para impregnarse de vida, de asombro, emoción, plenitud, etcétera...

Digo puente porque nos permite la unión, la interacción entre autor-lector. Este puente de palabras e ideas puede ser una joya esplendente, perdurable y siempre nueva, o una mohosa y apolillada estructura que se cae al primer paso-lector.

Las puertas y los puentes simbolizan para mí al libro. Y es preciso, imprescindible, abrirlos y cruzarlos como algo cotidiano. Debe ser necesario casi como el agua. De lo contrario la sequía y la aridez se apoderan del lenguaje, de las ideas y del alma que nos hace humanos.

Feliz día, escritores, combinación de ingenuidad y arrogancia, que insisten en los espejos literarios.

*Wilfredo Castro. Poeta y cuentista. Editor e impresor en pequeña escala. Aprendiz sempiterno en todo, especialmente en literatura. Blogero esporádico. Soñador siempre. Buscador de amistades, charlador.
Extraído de http://atinachile.bligoo.com/content/view/110106/Dia-del-escritor.html
Publicado el 25 de diciembre de 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada